miércoles, 21 de noviembre de 2012

Colegio de Escoceses

Fachada actual del Colegio de Escoceses

            El Colegio de Escoceses fue fundado en Madrid el año 1627 por el coronel escocés William Semple of Lochwinnoch y su esposa María de Ledesma, con el fin de formar sacerdotes católicos de origen escocés para enviarlos a predicar el catolicismo en la Escocia ocupada por la protestante Inglaterra.

            En un principio se hicieron cargo del colegio los Padres Jesuitas, pero tras su expulsión de España en 1767 por Decreto del Rey Carlos III, estos tuvieron que abandonar tanto el Colegio de Escoceses de Madrid como el Colegio de San Ambrosio de Valladolid. Cuando quedaron vacías las instalaciones del Colegio de San Ambrosio, a estas se les dieron distintos usos, las instalaciones generales se convirtieron en residencia de estudiantes y en aulas de gramática, la iglesia pasó a ser la parroquia de San Esteban, y el bloque intermedio se cedió al Hospital de Esgueva, el cual no lo aceptó. Entonces llegó la petición de Juan Geddes, en la que pedía un lugar para establecer en Valladolid el Colegio de Escoceses y trasladarlo desde Madrid. El rey Carlos III estudió la propuesta y decidió ceder mediante Real Cédula en el año 1771 la zona de celdas de Padres, el relicario, el refectorio, y otras dependencias del Colegio de San Ambrosio.

            El 12 de enero de 1772 se hizo la toma de posesión del edificio, aunque pronto se dieron cuenta de que les resultaba pequeño, por lo cual hicieron una serie de peticiones para ocupar parte de las zonas restantes, así en 1773 les fue concedida la Capilla de La Concepción, y más adelante otras dependencias, junto con un patio central para disponer las aulas. Juan Geddes desempeñó el rectorado desde 1770 a 1780, fechas en que hubo de resolver los problemas de instalación.

            En 1988 se produjo la marcha de los estudiantes del colegio de Valladolid a Salamanca, para que estos pudieran cursar estudios de teología en la Universidad Pontifícia de Comillas, se puso en venta el edificio y lo compró la Diócesis de Valladolid, la cual estableció desde 1991 el Centro Diocesano de Espiritualidad del Corazón de Jesús.

            Actualmente en su interior se conservan algunas dependencias del viejo colegio, como el refectorio, presidido por una Sagrada Cena, obra del pintor Manuel Peti, un retrato de la reina Isabel de Borbón, copia de un original de Villadrando, y los retratos de  los fundadores, el coronel William Semple of Lochwinnoch y su esposa María de Ledesma, también se conservan numerosos relicarios y bustos, algunos de ellos obra de los escultores Adrián Álvarez y Pedro de la Cuadra.

            Se conserva la antigua capilla de La Concepción, en la que se produjeron las apariciones al Padre Hoyos, es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón con yeserías barrocas, está decorado con retablos de columnas salomónicas y esculturas de Juan de Ávila realizadas en el último cuarto del siglo XVII.
Antigua portada del Colegio de Escoceses

            Actualmente la fachada del colegio tiene dos portadas que en su día pertenecieron a casas señoriales del siglo XVI. El colegio sufrió un incendio en 1927, tras el cual su portada barroca fue trasladada a su actual emplazamiento, un lateral del Colegio de Santa Cruz, constituyendo un buen ejemplo de portada de tipo columnario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario