martes, 8 de enero de 2013

Convento de Nuestra Señora de la Concepción

Convento de Nuestra Señora de la Concepción


            El convento de la orden franciscana fue fundado en el año 1521 por Don Juan de Figueroa, Oidor de la Real Chancillería de Valladolid, y por su esposa Doña María Núñez de Toledo, los cuales adquirieron el patronato de la capilla mayor y colocaron sus armas por diversas partes del convento. Las primeras dependencias del convento se instalaron en sus propias casas, aunque años más tarde su sucesor, Juan de Figueroa, Regidor de Valladolid y su esposa Ana de Leiva realizaron importantes reformas.

            El convento sigue la tipología habitual de iglesia con coro alto y bajo, claustro, refectorio, celdas, etc. La iglesia fue construida por Jerónimo del Corral, de aspecto bastante austero está construida en piedra de sillería y presenta basamentos en talud, contrafuertes recios y una sencilla portada formada por un arco de medio punto rodeado por un alfíz quebrado, y en su día flanqueada por los escudos de los fundadores, dispone de una hornacina, la cual en su día contuvo la imagen de la Inmaculada.

Portada de la iglesia

            El templo está formado por una sola nave de planta rectangular dividida en tres tramos desiguales, cubiertos con bóvedas de nervios estrelladas sobre mensuras altas y presbiterio de tres paños. El último tramo acoge el coro alto y bajo, este último separado por una reja, mientras que el coro alto está marcado por una celosía de yeso calada de estilo renacentista, con pilastras y crestería, en él se pude observar una inscripción alusiva a los sucesores de los fundadores del convento.

            El claustro es de planta cuadrada, fue edificado en la segunda mitad del siglo XVI, consta de dos plantas, la inferior con arcos de medio punto sobre columnas toscanas y la superior con arcos escarzanos sobre pilastras.

            El interior de la iglesia ha sido  vaciado de sus obras artísticas y actualmente permanece cerrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario