viernes, 11 de enero de 2013

Iglesia de San Juan de Letrán

Fachada de la iglesia


            Fue un antiguo hospital-asilo, fundado en 1550 por el sacerdote Hernando de Dios para albergar a trece ancianos pobres y enfermos. Tras morir Hernando de Dios el patronato, después de pasar por otras personas acabó cediéndose a Carlos I, convirtiéndose de esta manera en un templo de patronato regio.

            El edificio antiguo subsistió hasta el año 1675, en el que se procedió a su reconstrucción siguiendo las trazas del arquitecto Juan Tejedor Lozano, las obras estuvieron paralizadas un largo tiempo hasta que se retomaron en 1729 gracias a varias donaciones. En este periodo las obras de reconstrucción de la iglesia estuvieron a cargo del arquitecto Matías Machuca, el cual las finalizó hacia 1739, desconociéndose si se siguieron las trazas de su antecesor.

Detalle de la puerta de acceso


Detalle del escudo real

            La parte más importante del edificio es su fachada principal, siendo uno de los mejores exponentes del Barroco dieciochesco en Valladolid. Está labrada en piedra y recogida en un espacioso atrio, tiene una planta muy sinuosa con acusadas convexidades y concavidades y un alzado muy original, formado por tres cuerpos verticales y dos grandes cilindros que contienen en su interior escaleras de caracol, decorados con numerosas pilastras cajeadas que cubren toda su superficie y rematados con templetes para las campanas. El cuerpo central sobresale hacía el exterior flanqueado por dobles columnas de fuste con formas bulbosas, está dividido en tres alturas, la inferior en la que se dispone la puerta de entrada, rodeada por un arco de medio punto peraltado con dovelas, profundamente ornamentado con labrados en resalte a base de rocallas y motivos vegetales tanto en las dovelas como en las enjutas. En el primer piso se puede apreciar entre dos pilastras cajeadas un escudo real de España que indica el patronato regio de la institución, los alrededores del escudo están decorados con motivos vegetales, angelitos, y trofeos de guerra, con cañones, lanzas o morteros. En el segundo piso se disponen dos esculturas que representan la Fe y la Caridad, las cuales flanquean otro templete ochavado cubierto con linterna y que contiene en su interior la imagen de San Juan Bautista.

Planta de la iglesia
            La iglesia está construida con piedra, ladrillo y tapial, tiene una planta de cruz latina con crucero de brazos cortos, la nave de cinco tramos está cubierta con bóveda de cañón con lunetos, y el crucero con cúpula sobre pechinas, dispone de presbiterio rectangular y sacristía adosada al tramo del crucero en el lado de la Epístola. Las cubiertas están decoradas con yeserías de estilo barroco. En su interior destaca el retablo mayor de estilo barroco y la escultura del Ecce-Homo, obra de Francisco Alonso de los Ríos del siglo XVII.


No hay comentarios:

Publicar un comentario