martes, 15 de enero de 2013

Iglesia de San Martín

Iglesia de San Martín

            La iglesia de San Martín en un principio nació como una ermita, teniéndose constancia de esta desde el año 1148. De la antigua ermita actualmente solo se conserva la torre, situada en un lateral de la actual cabecera.

            La torre se edificó a principios del siglo XIII , imitando en su composición y volumetría a la  torre de la iglesia de Santa María de la Antigua, aunque aparecen elementos, como los arquillos apuntados de los ventanales, ligados a la nueva cultura gótica e inmersos en una arquitectura global románica. Aunque se tomó como modelo la torre de la iglesia de Santa María de la Antigua, nunca llegó a alcanzar su finura ni esbeltez, resultó una torre menos airosa y mas torpe en la definición de los detalles. Originalmente tuvo un chapitel piramidal de fuerte pendiente que tuvo que ser demolido al aparecer grietas, actualmente está cubierta por un tejado a cuatro aguas sin excesiva pendiente. La torre se encuentra rodeada de construcciones cercanas lo que dificulta encontrar un buen punto de vista para poder observarla en todo su esplendor.

Planta de la iglesia

            El cuerpo de la iglesia fue derribado en 1588, para ser sustituido por otro proyectado por diego de Praves, formado por una sola nave de tres tramos, con un coro alto a los pies, cubierto con una bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones, dispone de capillas hornacinas entre los contrafuertes, cuyos arcos de comunicación con la nave se abren entre pilares, decorados con pilastras toscanas que sujetan un entablamento interior que recorre la nave y el crucero.

            El crucero se cubre con una bóveda de cañón. En un principio estaba cubierto con una cúpula vaída ciega sobre pechinas y decorado a base de yeserías planas con diseños lineales y geométricos. Esta cubierta fue sustituida por cielorrasos al hundirse el edificio en 1968 y desprenderse las bóvedas y cubiertas. En su reconstrucción se bajó la altura de la cubierta con el fin de permitir mejores vistas de la torre.

            La obra concluyó en 1621, siendo Francisco de Praves el arquitecto que llevó a término el proyecto inicial de su padre.

Detalle de la portada

            La fachada de la iglesia es muy sencilla y sobria. Originalmente tenía dos cuerpos separados con una imposta plana y estaba rematada con un frontón. La portada está concebida como un arco triunfal simplificado, sobre el que se puede apreciar un altorrelieve realizado por Antonio Tomé en 1721, donde se representa a San Martín entregando su capa a un mendigo. El cuerpo alto tenía una ventana adintelada, este cuerpo junto con el frontón se perdieron tras el hundimiento de 1968.

Nave y retablo mayor

            Del interior destaca su retablo mayor, construido entre 1672 y 1981 por Pedro de Cea y Cristóbal Ruiz de Andino, este fue dorado en 1683. Está formado por seis columnas salomónicas, en el ático se puede apreciar un altorrelieve de San Martín dando su capa a un mendigo, obra del escultor Juan Antonio de la Peña, en el centro del retablo, se encuentra una escultura de San Benito, y en un nicho transparente se halla la imagen de Nuestra Señora de la Peña de Francia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario